Location, Sheffield. UK
+44 07784055607
info@davidrivashuete.com

El Ejército toma Acapulco

Senior Consultant Security & Intelligence Services

El Ejército toma Acapulco

Acapulco tomada por el Ejército: en una maniobra ya habitual en México, el ejército ha tomado el control de la Policía de Acapulco, a cancelado a los agentes mientras dure la investigación a y retirado sus armas y equipamiento, esta acción se ha repetido en tiempos pasados en otras ciudades del país y muy posiblemente lo veamos de nuevo, el crimen organizado ha penetrado todas las instituciones.

De momento, solo en la sección de vialidad, el 50% de los policías no se presentaron a trabajar y desaparecieron con sus armas, se habla de al menos 220 agentes, se evidencia falta de vehículos (incluyendo blindados), armamento, personal que aparece como agente y recibe su salario pero nadie lo conoce o mala práxis por parte de algunos mando policiales.

La cuestión no radica en el este hecho específico, pues hemos asistido en el pasado al mismo tipo de movilización militar por parte de la Marina y el mismo Ejército, para limpiar las ya de por si corruptas agencias policiales, el problema principal es el miedo incluso en las más altas instancias políticas, pues ni siquiera el Gobernandor del estado de Guerrero, se atreve a acusar diréctamente a un cártel concreto y elude dar nombres.

Más allá del temor, retirar a policías de la calle de esta forma, no hace si no acrecentar el volumen de personal dispuesto a integrarse “oficialmente” en las organizaciones criminales, de igual forma que los 85.000 militares iraquíes despedidos de su puesto de trabajo por el Gobierno Provisional Americano, vendieron todo el material que puedieron -o lo escondieron- y pasaron a militar muchos de ellos en los distintos grupos y facciones insurgentes y delictivas.

La visión local sobre esta situación en Acapulco

La sensación de las personas que conozco en el sector de Inteligencia y Seguridad Pública del pais azteca, y más aún su análisis de la situación, resulta muy desalentador, las frases que más escucho son “más de lo mismo que nada soluciona”, “para que agarrar a los uniformes, que se tiren a por la pinche madre del que está arriba” y cosas más feas que no voy a reproducir.

Esto de acuerdo con estos profesionales, las distintas administraciones no han hecho si no repetir o agrandar los errores de las anteriores y solo mediante un freno, marcha atrás y comenzar con “otra onda” se obtendrán acances en materia de Seguridad Pública, mientras tanto, Acapulco será un recuerdo de unos tiempos turisticos con glamour, y e México seguirá en caída libre al abismo. De momento, el 50% de los policías no se presentaron a trabajar y desaparecieron con sus armas, se habla de al menos 220 agentes.

Para una mayor información pueden pinchar en este enlace de interés.