Location, Sheffield. UK
+44 07784055607
info@davidrivashuete.com

INTELIGENCIA Y DESINFORMACION

Senior Consultant Security & Intelligence Services

INTELIGENCIA Y DESINFORMACION

Inteligencia y Desinformación

La inteligencia busca conocer un escenario cualquiera de forma compleja, cierta y predictiva, mientras que la Desinformación trata de oscurecer la verdad mediante diversas técnicas y tácticas, es el antiguo juego del gato y el ratón, el día y la noche, el cielo y el infierno.

El verdadero propósito de la Inteligencia es conocer datos ciertos, para adelantar las acciones de un objetivo, tomando decisiones que dificulten su actividad y así posicionar nuestras fuerzas sobre el escenario de batalla, sea real o virtual, económico, militar, geopolítico o vinculado a la seguridad pública.

Porqué se utilizan en la actualidad tantos términos asociados a las Inteligencia es un misterio para mi, marketing, negocio y posicionamiento pueden ser los responsables de esta moda, yo discrepo y sigo pensando que lo básico bien hecho es más efectivo en el 99% de las ocasiones, Inteligencia es Inteligencia, sin apellidos.

Las modernas divisiones y “palabros” no me llaman mucho la atención, vemos tantos “expertos” en análisis y tan pocos veteranos en operaciones reales con experiencia operativa que algo no cuadra en el balance final, quizá por esto tenemos incluso “influencers” de Inteligencia como leí recientemente.

Conste por adelantado que no me considero experto en análisis, un diploma universitario u oficial, no otorga pericia o maestría, solo señala el largo y duro camino, porque el Conocimiento se define como el conjunto de experiencias que permiten tomar decisiones y esto se logra solo con un trabajo durante años.

Predecir el futuro: el factor humano

Científicos de la Universidad de Bonn, en Alemania, están trabajando en la anticipación de la toma de decisiones del ser humano, se basan por supuesto en Inteligencia Artificial. El director del proyecto, Profesor Jürgen Gall ha declarado que “Queremos predecir el momento y la duración de las actividades a minutos o incluso horas antes de que estas sucedan”.

A pesar de los magníficos titulares que ofrecerá ese comentario, lo cierto es que en la actualidad, siempre y cuando sus afirmaciones sea correctas, alcanzan a predecir 3 minutos de futuro, y tan solo en el 15% de los casos no parece mucho avance. Seguiremos usando los viejos métodos por un tiempo más, “pre-Cop” tse lo dejaremos a Tom Cruise y a Hollywood.

Lo cierto es que muchos factores afectan en la toma de decisiones estratégicas, y creo sinceramente, que hay situaciones que escaparán al análisis científico, siempre existirán informaciones vitales que eluden el análisis por la dificultad de conocer la parte íntima, sociológica y psicológica del objetivo o del sujeto pasivo de la acción.

Elaboremos una simple tesis: un periodista informa de forma sesgada para manipular una noticia (incluso crear la noticia), motivado no por la verdad, la información, la noticia, si no por una decisión personal.

Pongamos por ejemplo una mujer periodista que de niña visitó Helsinki y fue sexualmente agredida en la infancia, casi seguro mantiene un trauma hacia los hombre finlandeses y siempre podría inluenciar en sus escritos si una información involucra a un ciudadano finés.

De igual forma un periodista varón que quiere aparecer como héroe de las noticias en Oriente Medio y aspira a ser el nuevo ídolo nacional, pero es rechazado en una operación y a partir de ahí inicia una caza personal motivada por su ego dañado, mentirá a cualquier precio para dañar a quién le privó de ese momento de gloria.  ¿Serán los trabajos de estos periodistas ajustados a la realidad o influirá la parte psicológica en el resultado de su trabajo?

La información producida por ambos estaría contaminada de base y entraría en la clasificación de “desinformación subjetiva inconsciente”, una de las más peligrosas en mi opinión, porque a veces el emisor tiene cierta relevancia en los medios y se puede dar por ciertos datos que no lo son.

¿Podemos considerar esto desinformación?, sin duda, todo desvió de la verdad puede considerarse desinformación, independientemente de la causa de la variación, como cualquier error en la medida del ángulo de un triángulo es una falla al margen del origen de la misma.

Los fundamentos siempre funcionan

Quién siga mis escritos, ya se habrá apercibido de mi filosofía de trabajo, priorizo las cuestiones básicas hasta llevarlas al nivel de excelencia, creo que ahí reside el éxito, porque estas se repitan más a menudo que las excepcionales y por tanto afectan a todos y cada uno de los procesos de trabajo.

Llevado al área de inteligencia, la recolección de la información sigue siendo el núcleo del trabajo, pues lleva riesgos operativos, en ocasiones físicos, muchas veces involucran fuentes voluntarias o involuntarias.

No es la primera vez que una pieza del puzzle operativo, colaborando de forma inadvertida en un proyecto de gran nivel, ha sido expuesto, incluso sacrificado, apareciendo como informante para un servicio extranjero y pagando un alto precio por la supuesta traición. He visto en primera casos de ese tipo, no hablo de oídas, proteger la fuente es vital para cualquier servicio de inteligencia, especiálmente si queremos mantener un nivel de fiabilidad y confiabilidad alto, lejos de la intoxicación, infoxicación y desinformación.

Motivaciones y resultados viciados de origen

Como digo, los fundamentos son parte vital en mi esquema de trabajo, y siempre habrá influencias aunque la teoría diga que debemos abstraernos de hechos u opiniones personales, veamos algunos ejemplos:

Dirección: en ocasiones el mando solicita informaciones menos relevantes para la toma de decisiones, pero que involucran deseos personales de tipo íntimo o de negocios por ejemplo. Ya desde el primer momento, la nota final que entregamos al decisor, estará viciada.

Recolección: podemos utilizar unas u otras fuentes en funciòn de los objetivos que deseamos alcanzar, bien es cierto que la teoría de nueva indica que debemos tomar todas las fuentes involucradas en el caso, pero no es menos cierto que en ocasiones se favorecen informantes o pruebas en detrimentos de otras.

Análisis: siempre tenemos en la mesa la eterna discusion entre los analistas y los agentes de campo, quienes tienen una vista general del eatro de operaciones y quienes tienen conocimiento parcial y empírico sobre el terreno.

Dejando luchas al margen (quieres más a papá o a mamá?), los analistas sufren influencias de muchos tipos, políticas, religiosas, culturales, ideológicas… más sus propia personalidad. Es por ello recomendable disponer de diversos equipos de análisis, e incluso equipos externalizados, para obtener un mejor equilibrio de la información procesada, ha de ser veraz, aséptica, no influenciada y adecuadamente verificada.

Luchando contra la desinformación

Las omnipresentes “fake news”, son tan antiguas como el ser humano, y por supuesto en el ámbito de la Inteligencia han sido usadas profusamente, aún recuerdo en mis comienzos, cuando me ordenaron entrar en un ascensor en el que viajaría un objetivo a influenciar, la idea era simple, comentar a  mi compañera de forma “discretamente indiscreta”, que había visto a un líder de un grupo determinado (que obviamente no revelaré), reunirse con Fuerzas de Seguridad Pública, todo para crear una lucha interna y generar desconfianza dentro de la organización en que militaba el objetivo en cuestión.

El problema principal en las estrategias de desinformación es conocido por todos, Internet+Social Media, un tándem mortal.

Todo es posible para cualquiera con un ordenador y  conexión a la red, podemos engañar, mentir, difamar, crear historias, manipular, opacar noticias, segementar destinatarios de información, cortar y pegar, dar solo parte de la noticias o cualquier otra modalidad que se le ocurra al lector.

Las cinco islas de desinformación citadas en este cuadro, son igual de peligrosas, tanto daño puede hacer una noticia falsa, como la manipulación de la misma, el silencio informativo, la noticia incompleta o las acciones de propaganda en sus distintas variantes.

Internet se ha convertido en el vínculo de propagación de información, las redes sociales son la herramienta de transmisión y la sociedad es el objetivo táctico. Lejos de analizar quién origina una noticia, si cierta o no, si Putin manipuló, si Hillary Clinton mandó correos sin seguridad… más allá de estas noticias, hay un hecho cierto: cualquiera de las cinco acciones mencionadas en el gráfico, es de por sí una victoria, porque el mero hecho de crear dudas sobre cualquier dato, es por sí mismo motivo de éxito.

Una aclaración final

C0nviene recordar de donde viene en el idioma español, la palabra INTELIGENCIA, Inteligencia viene del término latín  Intelligentia, de donde deriva Inteligere que se divide en dos palabras:

  • Intus = Entre
  • Legere = Escoger

Así pues queda claro el objetivo último de un trabajo de Inteligencia: la Tomar Decisiones, jamás consistirá solo en tener conocimiento de algo como creen muchoss profanos (y no tan profanos) en la materia.

Ahora bien, el Conocimiento es importante y debe ser aprendido, adquirido,  pero desde mi punto de vista está mal entendido, pues se refiere a tomar las decisiones DE FORMA CORRECTA usando los datos y la experiencia… conocimiento significa aplicación, de lo contrario es almacenamiento de datos.

El conocimiento es sobre hacer cosas, mucho más allá de conocerlas, yo puedo saber que el cinturón de seguridad puede salvarme la vida, pero si no lo utilizo de nada sirve ese referencia.

La Inteligencia es sobre tomar decisiones correctas sobre un hecho concreto, con el conocimiento que tenemos en ese momento, atendiendo a un escenario específico. Conocer el escenario no es Inteligencia, tomar las deciones es INTELIGENCIA, y eso requiere un proceso, que a menudo se verá afectado por la desinformación.